La esfera de la familia Betz

La llamada esfera de los Betz fue hallada en el año 1974, más precisamente el 26 de marzo en el estado de Florida. Entre medio de arbustos en llamas el padre de la familia, su esposa y su hijo detectaron una esfera de apariencia metálica sin bordes ni costuras aparentes.

En primeras instancias se pensó que podía tratarse de basura espacial. Chatarra que había regresado a la tierra atravesando la atmósfera y donde esta familia se convertía en testigo de la misma. Esto fue rápidamente descartado debido a que no se dejaron huellas de impacto en el piso donde se halló.

esfera

Fue entonces recogida por la familia y llevada a casa como elemento más, algo de lo que podían hablar en las charlas familiares y con amigos.

Al cabo de algún tiempo comenzaron a notar extraños sucesos referidos a la misma. En primer lugar notaron ciertas vibraciones que parecían ir en línea con acordes de guitarra que tocaba el joven Terry en su habitación.

esfera betz

Con el paso del tiempo la esfera comenzó a realizar diferentes acciones y ya sin diferentes estímulos aparentes desde el exterior.

La esfera de la familia Betz

Según declaraciones de la familia llegó a tener movimiento propio con un pequeño impulso inicial. También se indicaba que, una vez colocada en el suelo e impulsada en una dirección esta se detenía y regresaba a su punto original.

esfera de la familia Betz

Josef Allen Hynek fue uno de los investigadores que más estudio a esta esfera. Lamentablemente no existen registros fílmicos y sólo podemos contar con unas pocas fotografías realizadas por periodistas.

Esfera de Alexandros Bellos

En la década del ’50 del siglo XX apareció en escena una nueva forma de comunicarse con el más allá. La esfera de Alexandros Bellos era de alguna forma lo que se había estado buscando desde siempre y se había logrado de una manera muy simple.

Se trataba de un invento muy simple y, al mismo tiempo, totalmente innovador. Una esfera de vacío con la que se podían observar imágenes de personas ya fallecidas.

Una forma de comunicación instrumental que prometía acabar con los misterios de la vida y la muerte. Una ventana al otro lado que nos permitiera espiar lo que hacen quienes abandonan el mundo mortal.

Alexandros Bellos

Alexandros era de origen griego y fue allí donde más impacto tuvo su invento “revolucionario”. Aun así los ojos de todo el mundo se posaron en él por los rumores de que su esfera en realidad funcionaba.

Con el tiempo hubo muchas dudas sobre lo que los testigos reportaban haber visto. Además, como siempre sucede en estos casos, los comentarios de estafas, las bromas al respecto y demás rumores acabaron por desprestigiar por completo a Alexandros Bellos.

La esfera

Esfera de Alexandros Bellos

Se trataba de una esfera de vidrio hueca que, mediante una bomba de vacío, se lograba bajar la presión del interior de la misma.

A través de la ella se podía observar a personas que habían fallecido y, en algunos casos, se reportaba tener una devolución por su parte. Sonrisas, miradas, gestos que hacían pensar en una comunicación de dos vías.

Con el tiempo la esfera calló en el olvido, se hicieron muchos experimentos buscando resultados y algunos anunciaron haberlos logrado. Nada se comprobó científicamente hasta el día de hoy.

Hieronymus Van Aken

Popularmente conocido como El Bosco, otros nombres que recibió, o diferentes lenguas del mismo nombre, fueron: Jeroen van Aeken, Jheronimus Bosch o simplemente Jeroen Van Aken. Se trata de uno de los pintores más importantes del siglo XV y comienzos del XVI.

Hieronymus Van Aken

Sus obras son reconocidas mundialmente y entre las más populares se encuentran El jardín de las delicias, El carro de heno y Ecce Homo.

Sección central de El jardín de las delícias
Centro de El jardín de las delicias

Más allá de su técnica, este pintor es reconocido en la actualidad por los mensajes últimos de sus obras. Diversas situaciones que demostraban situaciones de santos, los infiernos o hechos comunes que ocultan dobles sentidos relacionados al misterio.

Etelentia

Es el nombre que se le daba en el antiguo Egipto a la mitológica Atlantida. Este era el nombre que era utilizado, incluso Platón se refirió a este continente perdido como Etelentia.

Etelentia

En la actualidad se trata de una forma de referirse a la Atlantida poco conocida y que solo es utilizada por aquellos que investigan sobre la misma.

A pesar de muchas pruebas que indican su uso, algunos estudiosos indican que tal nombre (Etelentia) no puede haberse aplicado para la Atlantida.

etelentia

Ensotanado

Se conoce con el nombre de ensotanado a un tipo de aparición recurrente en rutas y zonas urbanas, ésta se caracteriza por tener una especie de túnica, ser de color negro y además llevar capucha o capuchón. Su color, en muchas ocasiones, es más negro que la noche misma.

Los reportes señalan al ensotanado apareciendo en rutas y túneles, no obstante también puede ser encontrado en zonas pobladas.

Sus extremidades son difusas, tanto manos como pies no pueden distinguirse con claridad. Al avanzar no lo hace con normalidad, parece deslizarse y no tocar el suelo.

Resulta particularmente interesante el testimonio de muchas personas que indican haberlo visto con sus brazos en forma de cruz. Es decir, el ensotanado abre sus brazos de par en par con un motivo tan desconocido como su propia presencia.

Para terminar debemos indicar que, en algunos casos menores, también se designa con este término a seres de características similares aunque el color de sus vestimentas son blancas o gris claro.

El ensotanado sigue siendo uno de los misterios más importantes e intrigantes de nuestros tiempos, los reportes de avistamientos son, como mínimo, abundantes.

ensotanado
No hay registros de fotografías tomadas a figuras ensotanadas

Ya que no existen imágenes del ensotanado solo podemos guiarnos por las declaraciones de los testigos a la hora de graficar su apariencia.

ensotanados, ensotanado, ensotanar-concepto, seres ensotanados